lunes, 21 de marzo de 2011

Eusebio Leal: "La Habana Vieja es una Atapuerca grande"

“La Habana Vieja es una Atapuerca grande”. Así se expresó Eusebio Leal Spengler, Historiador de la Ciudad de La Habana durante un breve encuentro que mantuvo con Eudald Carbonell, director del IPHES (Institut Català de Paleoecologia Humana i Evolució Social) y codirector del Proyecto Atapuerca, el lunes 21 de marzo, en el marco de su viaje científico en Cuba. Leal Spengler hizo un paralelo entre estos yacimientos españoles y la Habana Vieja, ambos lugares Patrimonio de la Humanidad.

Eusebio Leal y Eudald Carbonell durante el encuentro

Durante la conversación, el más importante restaurador social del patrimonio cubano dijo que estaba maravillado con las noticias que llegaban de Atapuerca, porque cambian completamente la visión muy limitada que se tenía de la historia de la humanidad. Reconoció asimismo que es impresionante como desde un solo lugar se ha podido renovar el conocimiento sobre la evolución humana.

“En Atapuerca hemos conseguido información desperdigada durante centenares de años y todo esto cambia absolutamente el concepto de evolución en Euroasia”, acotó el arqueólogo español, ante lo cual Leal Spengler subrayó el gran reconocimiento que tiene en España gracias a los resultados alcanzados por el equipo científico.

Carbonell (derecha) ha invitado a Leal a conocer Atapuerca

“Hemos propiciado un cambio de mentalidad”, agregó Carbonell. “Pasamos de ser la reserva espiritual de occidente a ser uno de los países más laicos de Europa, y en esta transformación tiene mucho que ver la teoría de la evolución que hemos socializado”, aseguró.

El codirector de los yacimientos burgaleses agregó además que en Atapuerca han conseguido crear una estructura compleja: un Museo, una fundación, dos centros de interpretación y tres de investigaciones (con cuatro universidades asociadas: la Complutense de Madrid, la Universitat Rovira i Virgili de Tarragona, la de Burgos y la de Zaragoza) todo lo cual está encaminado a convertirse en un sistema social científico de primer orden.

Para Eusebio Leal la Habana Vieja es una Atapuerca grande donde perviven huellas de nuestra cultura y el trabajo de arqueología urbana del período histórico que aquí se desarrolla ha dado un sentido de ser a la restauración arquitectónica.

En esta dirección Carbonell explicó que había realizado un pequeño estudio teórico sobre la ciudad patrimonial como ciudad educadora, basado en el contexto del enclave romano de Tarragona, también Patrimonio de la Humanidad. Sobre este tema trata en su libro El nacimiento de una nueva conciencia. En este sentido ha manifestado: “el patrimonio como registro se ha de entender como un objeto que articula realidades humanas a escala sincrónica y diacrónica; es la expresión material más consistente de los proyectos de humanización que dejan rastros sociales e históricos. Es por eso que se puede intervenir científicamente; tiempo y espacio material vinculan la vida de la ciudadanía en los diferentes momentos de su constructo económico y social”.

“Las intervenciones sobre el patrimonio en forma de excavaciones, rehabilitaciones y restauraciones también dinamizan la imagen de ciudad que se autoeduca preservando sistemáticamente su pasado para poderlo vivir con plenitud histórica”, añadió.

Al finalizar el diálogo, Eudald Carbonell, en nombre de los tres codirectores del Proyecto Atapuerca, invitó a Eusebio Leal a visitar los yacimientos pleistocenos de Burgos y el complejo museístico de esta ciudad y de los municipios de Ibeas y Atapuerca, a través de la Fundación Atapuerca.